Asesoramos a las empresas familiares a implementar las normas que permitan alcanzar un gobierno corporativo eficiente, estructurado y ordenado, lo cual permite una transición generacional más estable y que permita la continuidad en la dirección del negocio.

Apoyamos en la elaboración del protocolo familiar, el cual es un documento que constituye una guía práctica para el buen gobierno en situaciones o circunstancias complicadas. Asimismo, permite establecer las reglas para cada uno de los participantes de la empresa familiar (familia, dirección, ejecución, propiedad), lo cual brinda certeza y confianza, consolidando un clima de respeto y participación idónea en los distintos órganos de gobierno.

Asesoramos en la creación de oficinas de familia (Family Office), las cuales permiten que la Empresa no pierda su orientación o enfoque comercial, y al mismo tiempo, resguarda los intereses familiares de una manera ordenada y eficiente.